Un nuevo espacio, cálido y acogedor que ha querido recuperar el ambiente de los antiguos cafés de La Ramba. Dispone de una carta variada, donde como protagonista siempre hay alguna especialidad de arroz.