Este emblemático local del siglo XIX, anteriormente una panadería, fue reconvertido en restaurante por su fundador. El restaurante consta de cuatro ambientes donde podrá disfrutar de cuatro experiencias diferentes. Entre ellos están el Celler, informal y elegante; la Sala Cristal, pequeña e íntima; la Sala Roja, perfecta para una cita romántica y el Bar-Lounge, con su línea de diseño moderna y sobria, ideal para tomar unas tapas.

\n