Cinco decisiones que harán más rentable tu cafetería o restaurante

Para levantar un negocio de restauración en el momento económico actual, es necesario e imprescindible una alta informatización de todas las áreas. Por increíble que parezca, ya en el 2020, aún hay gente que niega esta realidad y que sigue defendiendo la gestión del negocio a la antigua usanza, es decir, en un bolsillo las facturas de compra y en el otro, las cajas del día, sumar, restar y lo que queda es la ganancia. Es cierto que parece una exageración, pero en Cuiner llevamos 21 años instalando software para restauración en cafeterías, bares y restaurantes y seguimos encontrándonos mucho "empresario" con una filosofía muy cercana al ejemplo puesto.

A continuación detallamos 5 decisiones que harán tu cafetería o restaurante más rentable:

1. Se paga sola la inversión en evolucionar y modernizar la gestión de la sala mediante la toma de comandas con sistemas electrónicos. Los Comanderos electrónicos son una realidad y son una herramienta indispensable para cualquier negocio de restauración que tenga servicio de mesa a la carta, a partir de 30 comensales como valor orientativo. Entre muchos otros argumentos, con un sistema de Comanderos, el comensal obtendrá un servicio de mayor calidad y el negocio una mayor rentabilidad, "todo lo que pique, se cobrará"

2. El control de la caja, el efectivo y conseguir "el cuadre de caja perfecto". Esto es posible y por mucho que cueste la inversión, también se paga sola. Es tendencia actual y será una necesidad imperiosa dentro de pocos años, disponer de cajones de cobro que no permitan descuadres de caja y la contratación de medios de pago TEF integrados con el TPV y que no permitan la manipulación manual del importe por parte del personal.

3. Genera una sustancial mejora de la organización la mecanización de las cocinas a través de Monitores de Cocina y Pase. La tranquilidad que aporta el tener conocimiento de qué pasa en la sala a través de una pantalla y no tener que estar constantemente buscando a los camareros, es un plus de confort y mejora de las relaciones entre sala y cocina que no tiene precio.

4. Conocer a tu negocio y saber qué funciona y qué no funciona, a través de los muchos y simples informes o gráficos comparativos de la venta que ya llevan todos los sistemas informáticos para restaurantes. Tomar decisiones con datos es la única decisión que no se puede poner en duda. Conocer cómo reacciona el cliente ante los cambios de cartas, de precio, de personal, etc es fundamental para reconfirmar o desacreditar lo que uno piensa que es; los datos nunca mienten ni están condicionados por nuestros prejuicios.

5. Controlar las compras, el respeto de los pactos de precios, la entrada de mercancía, las diferencias de almacenes, la buena gestión de mermas, roturas, desperdicios y sobretodo, el escandallo; la verdadera estrella michelín de tu negocio de restauración. Es cierto que este apartado requiere mayor compromiso y mayor esfuerzo por la empresa en dotar en el presupuesto de una partida para llevar adelante este control. La diferencia entre llevarlo a cabo o no, es la clave para saber lo que realmente estás ganando o saber lo que estás perdiendo a no saber nada.

Hasta aquí, los cinco imprescindibles para considerar que estás ciertamente mecanizado y que eres un empresario de restauración preparado para asumir cambios, reaccionar rápido ante los datos y tomar decisiones con solvencia.

Por supuesto que la lista sigue y que para cierto tipo de negocios puede obviarse alguno de estos puntos y añadirse otros que son igualmente importantes.

cuiner, sofware restauración para empresarios exigentes

software para restaurantes, tpv hostelería